sábado, 7 de diciembre de 2013

Hombre mirado al sudeste

Análisis psicológico de hombre mirando al sudeste.
se permite la copia y reproducción del siguiente trabajo,
eso si si tu profe se da cuenta asume
jajaja

  1. Justifique y explique por qué se le diagnostica a Rantes un trastorno delirante.

Un delirio es una articulación de ideas que constituyen una línea de pensamiento que se aleja de la realidad. Ideas sobrevaloradas, no necesariamente bizarras.
Una idea normal puede ser compartida, a diferencia de éstas, que aíslan al sujeto.
 Las ideas del delirio poseen una “certeza apodíctica” (como la fe, se cree porque si), no necesita ser comprobada, es una certeza en sí misma.
Rantes, viene de otro planeta, aterrizo, y tiene una misión especial, salvar a la humanidad, se refugia en un psiquiátrico porque es seguro ahí. Cada tarde, tiene comunicación con otros extraterrestres, el planeta se desconoce, el nombre no está en condiciones de entregarlo.
El psiquiatra no le cree, lo toma como un chiflado, o un alguien que está escapando de algo, por eso se refugia en el sanatorio. Con el paso de las pruebas y detalles en la conversación, el doctor, diría yo está a punto de creer que Rantes viene de otro planeta, lo que ayuda que no tiene registro en sus huellas digitales, eso sí siempre hay una explicación razonable para que algo así ocurra, como por ejemplo que el personaje en cuestión venga del Uruguay y se chiflara en Buenos Aires.
Rantes tiene un delirio de grandeza, viene a salvar el mundo, es el nuevo Jesús, tiene una misión especial, eso sí ni el psiquiatra ni nadie lo entendería, pero se nota que día a día, él intenta cumplir con esa misión, incluso pide trabajo en el tanatorio, para comprender el funcionamiento del cerebro humano.
Nuestro amigo venido del espacio tiene una estereotipia muy especial, la cual es parase hacia sudeste en la misma dirección, a recibir trasmisiones, además no pestañea, pone su cuerpo rígido para estas señales, abre los ojos muy grandes, y pocas veces cruza miradas con el otro ( aunque las realiza de vez en cuando).






  1. ¿Cómo explica Rantes el síntoma psicótico de “aplanamiento afectivo”, desde su relato de vida?

Rantes lo explica de una manera racional, es una conducta aprendida. Si alguien sonríe, él le sonríe, si alguien lo mira, él lo mira, si alguien siente pena él lo abraza, para nuestro protagonista, todo aquello que nosotros llamaos sentimiento o emociones, son solo una conducta que va o viene desde la razón.
Habla de una proyección necesaria, para hacer todo tipo de cosas, un código para todo. Un archivo para todo, una programación. Si alguien tiene frio, está programado para quitarle el frio a esa persona.
Aunque el aplanamiento afectivo, no es tan así, Rantes siente tristeza, en innumerables ocasiones habla de ella, de los tristes, de la bondad, se preocupa por el otro, no viene de la nada.
En algún momento Rantes menciona, no quiero que me sane quiero que me entiendan. En lo más profundo de su ser, Rantes sabe lo que tiene, sabe de lo que carece, quizás sabe cuál es el camino a seguir, quizás solo necesita afecto, el mismo afecto que tiene de sobra para el mundo, no así para él.
Además manifiesta rabia, en alguna ocasión, rabia con el mundo, con los otros locos, con los locos de terno corbata y delantal.
El aplanamiento afectivo, también llamado indiferencia emocional, se refiere a una pobre reacción a un abatimiento o pérdida de la vida emocional, de manera que el individuo se torna indiferente sobre el bienestar propio o de los demás. Es indolente, se presenta en esquizofrenia, retraso mental, autismo y en trastornos orgánicos cerebrales.









  1. Explique y describa a qué síntoma hace alusión el título de la película. ¿En qué cuadros suele darse?

Rantes, cada tarde se ubica en la misma posición mirando el la misma dirección, desde la ventana lo observa Julio Denis.
En un estado catatónico, rígido, sin pestañar, sin importarle nada mas, fuera de contexto y situación, de manera repetitiva y recurrente, nuestro extraterrestre recibe las señales enviadas por sus compañeros de misión.
Sus compañeros de sanatorio lo miran, él no se entera, y cada tarde se ubica en el mismo lugar, una y otra vez. Intente en su casa  hacer esto por más de cinco minutos, y será muy difícil conseguirlo, solo hay dos formas de hacerlo, una es tener una alteración de algún tipo y la otra es ser extraterrestre y recibir señales de la nave nodriza.
 Rantes tiene una estereotipia de lugar, La persona se ubica siempre en el mismo lugar, cuando no tiene otra actividad que hacer. No hay carga emocional, se da casi como automatismo. Siempre ha sido propio de la esquizofrenia, hoy se sabe que también puede darse en: cuadros orgánicos e histeria.

  1. Reflexione acerca de la relación entre “la Santa” y Rantes.

La Santa llega un día, de improviso al hospital psiquiátrico, preguntando por Rantes, en condiciones inesperadas, nadie sabe de dónde venía, el doctor, intenta encontrar una conexión entre Rantes y la Santa, indagar por el pasado humano de él.
Beatriz, cuenta que conoció a Rantes en un templo evangelista, le habla de su pasado alcohólico y que nunca le dijo que era un extraterrestre.
A su llegada, muestra un pequeño trozo de existencia humana en la vida de Rantes, y como todo su relato, es algo extraño, lleno de enjambres, cabos sueltos, relatos sin un inicio y un fin claro. Incluso en el final de la relación con La Santa, ella sostiene que viene del mismo planeta.
Ella se preocupa por Rantes, es una única persona directa que se preocupa de él, quiere que no le pase nada, lo mira con ternura y le lleva dulces, Rantes, siempre los recibe y le entrega uno, ambos generan ternura y el  amor de La Santa es incondicional.
La santa, cuyo nombre real es Beatriz, dice que Rantes es un alcohólico, un bondadoso alcohólico que llego un día de voluntario al convento, y ayudo mucho a algunos niños, en especial a uno por el que dijo que era un genio de la música. Un genio al igual que Rantes, que seguramente desaparecería producto de la miseria humana en todas sus formas.
La santa es una mujer especial según Rantes, es la única en su especia capaz de sentir amor, y al sentir amor fluye de ella un liquido azul que vomita por su boca, cosa que ocurre, cuando hace el amor con el doctor Julio Denis, a quien también le despierta su pasión y amor.
Rantes  y Beatriz tienen una relación especial, única, de mucho afecto y amor, podría pensar una persona con trastorno delirante que la conexión que hace Rantes hacia el sudeste es con ella, quizás ella es su planeta, su mundo.
No queda claro si son hermanos, al parecer lo son, o si fueron amantes alguna vez, también alguien planteo la teoría de que eran miembros de alguna secta por no poseer huellas digitales (en el caso de Rantes). Lo cierto es que, Beatriz, es una hermosa mujer a la que Rantes acepta, una misteriosa mujer, que encapricha y despierta amor, curiosidad y vida en el doctor.
Beatriz, es la otra cara de la misma moneda de Rantes, juntos son la misma moneda, una moneda única, una cara decide refugiarse en un hospital, la otra refugiarse en un templo, en ese ir y venir. Ambos aman a la humanidad, lo bello de la humanidad, crecen con la música, se funden en aromas y desertan de la sociedad.











  1. Describa lo que le ocurre al psiquiatra con este especial personaje. ¿Cómo afecta en su vida la llegada de Rantes, cómo es esta relación terapéutica?

Julio, es un psiquiatra acostumbrado a su trabajo, a su rutina, a hacer como que escucha a sus pacientes, es un robot, no cree en el tratamiento que otorga a las personas, francamente no sirve para nada, se echa hacia atrás en su silla para no contaminarse con los enfermos, ese lenguaje no verbal de Julio, indica la lejanía con aquel humano que se encuentra del otro lado del escritorio.
Incluso para Julio Denis, entender a Rantes, para a ser el principal objetivo de su vida.
La llegada de Rantes, un ser del espacio, el loco que sobra en el conteo del psiquiátrico, el chiflado, el ejemplo de los estudiantes de psicología del trastorno delirante, llega a su vida a devolverle la pasión de su trabajo. Si bien en un principio, el psiquiatra piensa que es otro chiflado mas arrancando de algo, como tantos otros, y que era cosa de tiempo, cuando Rantes, cometerá un error, y será desenmascarado. Sin embargo, poco a poco no solo se empieza a re encantar con su profesión, sino que también se empieza a pre ocupar y ocupar de la persona tras el síntoma, del ser humano, tras el loco, del ser maravilloso que existe, tras el diagnostico. Ya que Rantes, pasa todos los test como persona normal, y con inteligencia sobresaliente. Cada test, pasa a ser una señal divina para un psiquiatra, lo que su corazón no puede traducir, lo que su sensibilidad no encaja, es el test quien le da las respuestas de caminos a seguir para entrar en un diagnostico y en una determinación a seguir.
Rantes, no solo provoca un cambio en su vida profesional, sino que además, genera una movilización en su estructura humana, descubre al triste psiquiatra, casi muerto, desconectado de sus emociones, de su vida familiar, de su corazón, de su vida amorosa. Lo conecta con su hermosa soledad que lleva en el alma, con la música del saxo que resuena en la intimidad de Julio, cuando ya el di acaba y puede estar solo con él mismo, solo con su verdadera locura, lejos del delantal blanco que le da un poder sobrenatural y provoca diferenciación de los otros locos del recinto.
La relación con Rantes, para rápidamente a ser una relación horizontal, si bien en un principio, era un chiflado mas dentro del manicomio, poco a poco, la jerarquía de la relación terapeuta – paciente,  se vuelve horizontal, incluso el psiquiatra se quita la bata blanca, en muchas ocasiones para ir a dialogar con Rantes.
La horizontalidad en la relación de Julio y  Rantes, se ve también en que, el psiquiatra empieza a invitar a Rantes a más de algún café, además de invitarlo a charlas fuera del frio ambiente terapéutico, asisten a conciertos, lo lleva en su auto, van al circo con los hijos, lo que muestra que incluso lo incluye en su ambiente familiar, cabe destacar que los hijos del terapeuta abrazaban mas a Rantes que a su padre.
Cabe destacar, que Rantes, le pide incluso favores,  ya que considera a Julio, como el único amigo con poder que tiene dentro de psiquiátrico, para pedir que le consiga trabajo en la morgue del hospital, para así continuar su investigación, a lo que el psiquiatra accede casi inmediatamente.
Cada tarde el doctor Denis, mira a Rantes, como recibe trasmisión de su planeta, incluso creo que siente una gran admiración por él, por sus palabras, por su forma de ver el mundo, por su bondad, por lo que provocaba en los otros internos, por la enorme sensibilidad que esconde Rantes, tras ese confuso cerebro sin explicación, ni para los hombres de ciencia ni para él.
Me atrevería a decir, que en muchas ocasiones, el terapeuta para a tomar el rol de paciente,  Rantes, lo cuestiona, lo encara, lo hace ver otras perspectivas de mundo, y muchas veces Julio, le cree, en lo más intimo y sin reconocerlo, ya que a través del discurso de Rantes, hace auto reflexionar al psiquiatra, lo que a toda luz es una terapia.
Resumiendo, el psiquiatra Julio Denis, con la aparición de Rantes, recupera su pasión por la profesión, por la vida y se reencuentra con su soledad y tristeza, la llegada de Rantes a su vida, significa volver a vivir. El extraño ser venido de otro universo, cumple con su misión de salvar un alma especial como es la de Julio Denis.






  1. ¿Cómo concibe Rantes la “verdadera locura”? ¿Qué cosas de la gente considera él realmente enfermas? Realice una opinión crítica.

Rantes, menciona a la verdadera locura, es la infelicidad, la infelicidad que se sabe que existe, pero no importa, la resignación a tantas cosas que nos están destruyendo, y se aceptan tantas cosas, se suicidan por estúpidos o están pagando culpas.
Si alguien está muriendo, lo dejamos morir, , alguien pide ayuda y se mira para otro lado, alguien tiene hambre y se dilapida lo que tiene, alguien se muere de tristeza y se encierra para no ver su dolor. La realidad es espantosa,  una persona puede ir a clases, ir a misa, hacer clases, ser un medico, e ignora toda la realidad, va sin ganas, muerta, desdichada, esa persona si está loca, pero loca mal, por aceptarla. Quizás esta mas muerta que loca.
Rantes hace un llamado a dejar de perseguir a los tristes, a los pobres de espíritu, a los que no compran aquello que todos le venderían, y que todos compran, ese mundo falso e hipócrita que consumimos día a día, minuto a minuto, año a año, y sin embargo la locura del otro la do del manicomio persiste, existe y aniquila lo diferente, aniquila aquel alma triste y desamparada, quizás es solo un alama diferente a lo tradicional, sin embargo se etiqueta, se le da características, se pone de ejemplo para estudiantes de psicología, y se busca en nuestros compañeros y alumnos aquella característica que ejemplifique mejor la forma de ser de un loco.
En este mundo, todos se consideran locos, por beber un trago y escuchar música estruendosa, miles de loco haciendo lo mismo y bailando al son de un ritmo, sin embargo todos pasan de todo, nadie se escucha, nadie se conoce, nadie se habla, no hay tiempo para el otro, porque hay obligaciones, unas aburridas obligaciones.
Encerramos a los diferentes, y nos asusta lo diferente, siempre el mundo elije lo conservador, lo tradicional, ese salto al vacío es imposible dar, se está demasiado robotizado, sollozamos por facebook, sin llenar nuestra alma de goce, la educación hizo su efecto en nosotros, poco podemos hacer para escapar de esa locura, de ese otro hospital, más amplio, con otros limites como países, y con otros doctores como profesores o curas, de ese no se puede escapar. Ya estamos en él y quienes suficientemente valiente como para hacer algo para cambiar la realidad, seguramente otros locos, otros locos mas conscientes, a los que encerraran o alejaran, pero muchos en su interior admiraran.


  1. Habla de la paradoja de la curación del paciente. ¿Qué ocurre luego de que le administran los antipsicóticos? ¿Había otra salida? ¿Cómo evalúa usted dicha intervención terapéutica?

Antes de responder esta pregunta, debo hacer alusión a otra pregunta: ¿de qué curación me hablan?
La idea central de una curación, es sanar a la otra persona, que se sane , que se reconcilie, acá la persona, se separa de si, y además muere.
Rantes, en el hospital, es una cosa, salvo para el Doctor Julio Denis, con quien mantiene una relación especial, gracias a eso, no utiliza el procedimiento rutinario de atención. Lo que para Rantes es beneficioso, ya que quedo demostrado que al administrarle los antipsicoticos, cae en estados más psicóticos, le aumenta su psicosis, le provoca un estado catatónico,  el remedio es peor que la enfermedad.
Posterior a los antipsicoticos, al paciente lo amarran, lo encierran lo minimizan como persona, hasta hacerle electro shock, lo que provoca la muerte en  Rantes.
Mi pregunta es: ¿si existe riesgo de muerte en un ser humano, al aplicar ese tratamiento, debe aplicarse ese tratamiento, ese modelo, solo porque así lo dice el manual, o así es el procedimiento establecido.
El paciente, no representaba ni un riesgo para nadie, ni para él, todo lo contrario, era querido por sus pares del hospital, y cuando tuvo la oportunidad de generar alegría en el exterior, lo hizo, además con un alto grado de belleza. Estaba en contacto con cuchillos, mientras trabajaba, en el tanatorio, y nunca atentó contra nadie. Contra lo único que atento fue contra el modelo hospitalario, dejándolo en ridículo, quizá no solo contra un modelo hospitalario, sino que también contra un modelo social obsoleto. Julio, un doctor triste y sin pasión, debe curar personas, que para todos son extraños, odia vivir, y solo repite como grabadora lo que aprendió en la universidad, sin embargo, un chiflado como Rantes, lo conecta con el más profundo ser que lleva dentro.
No hay que olvidar, que Rantes, estaba por decisión propia en el  lugar, lo que es un gran beneficio para las sesiones terapéuticas posteriores, eso es de gran ayuda, a diferencia de un paciente obligado a estar encerrado, con ese punto a favor es mucho lo que se puede hacer, ya hay voluntad del involucrado.
Rantes, quería investigar, investigar al humano, por lo tanto hay otro punto donde aferrarse a la intervención, es una persona dispuesta, talentosa, brillante, de un CI superior, con influencia, no había que desaprovecharlo.
Personalmente, creo que había otra salida, no solo una quizás miles de salida, de hecho el doctor Denis, ya había ocupado una salida, bastante inteligente, lo mantenía en un buen estado y poco a poco hasta socializaba con el entorno, era cosa de tiempo descubrir quién era Rantes en realidad. Sin embargo ir en contra de los poderosos al parecer siempre provoca la muerte.
Rantes, era un hombre dañado, o quizás un extraterrestre dañado.  Si era extraterrestre había que tratarlo como tal, hubiera sido muy bueno que construyera una nave espacial, generar confianza en él, aprovecharlo de alguna forma con la influencia que tenia con el resto de los internos, generar talleres, charlas, coros, que aprendieran música,  que entre todos construyeran la nave espacial, Rantes era un tipo sensato a la hora del dialogo, un rebelde, y con un rebelde se pueden conseguir muchas cosas beneficiosas si se conquista su amor.
El inhumado sistema de recuperación hospitalaria, mostrado en la película, nos llevan a cuestionar los métodos, es una verdadera cárcel de locos y el pecado es ser chiflado, no solo es una cárcel para los internos, sino que también lo es para los doctores, quienes están atrapados en una rutina hospitalaria, y todo  preso, se seca, se deprime, pierde la risa y muere, por las noches bebe alcohol y huye a otro planeta, un planeta muy lejano al  de Rantes.








  1. ¿Cómo se inserta la fotografía que encuentra el psiquiatra en su búsqueda por encontrar algo humano en el paciente? ¿Qué significado tiene para él?

Las fotos representan un instante de nuestras vidas, generalmente las fotos que se conservan son de instantes bellos de  nuestras vidas, esas son las fotos que más se conservan, en nuestra billetera o en nuestro cofre de tesoros, conservamos las fotos de nuestros seres amados, jamás que aquellos que queremos olvidar. Sin embargo, la foto de Rantes y La Santa, estaba cortada, había una tercera sombra en aquel pasado jamás develado por el supuesto extraterrestre ni por el experto psiquiatra.
La foto significa, una conexión con el pasado humano de Rantes, junto a su supuesta hermana o novia, se veían felices, un instante de felicidad, plasmado en esa foto, en ese holograma, es un camino a la humanidad de Rantes, a ese tercero que podría ser el padre, basado en el discurso de La Santa, y en elucubraciones posibles. Al parecer hay un pasado humano de Rantes, junto a la santa y alguien más, sin embargo así y todo no encaja por completo el complejo puzle que posee la vida de Rantes.
Lo más humano que conecta al pasado Rantes, es una foto llena de risa, con una  sombra negra, la dualidad, la risa y la oscuridad, congelada en ese instante, y que perseguirá toda la vida de Rantes y de La Santa.
Es quizás, el hecho que traumo al gran genio de Rantes y desde ese momento escapo de la tierra y su dolor a otro planeta, lejos, y se conectaba cada tarde con las coordenadas  señaladas.

Esa sombra encontrada en la fotografía, es la misma sombra en la vida de Rantes, la misma sombra que no pudo develar, el doctor Julio Denis, a la fotografía le falta la mitad, la mitad ausente, la mitad rota, la mitad ajada, la misma mitad que le falta a Rantes, la misma mitad que le falta a Julio, la misma mitad que nos falta a todos, quien no se ha sentido Rantes, de otro planeta, el tuvo la valentía de escapar a otro planeta, muchos nos quedamos en este, por temor a terminar como él, en algún psiquiátrico olvidado, sin embargo quizás ya estamos muertos ya que tampoco somos capaces de saber cuáles son esas sombras de la fotografía, y aquellas fotos que también tiene un trozo roto en nuestras existencias.

www.alexdelarisa.cl

1 comentario:

Mónica Treviño dijo...

Muy buenas respuestas :)